12:08 al este de Bucarest

El país entero observó en directo en televisión como las enfadadas multitudes forzaban al dictador Rumano Ceaucescu a huir de Bucarest en helicóptero. En un tranquilo pueblo al este de la capital, dieciséis años después de ese histórico día, el dueño del canal local de televisión ofrece a dos invitados compartir sus momentos de gloria revolucionaria. Uno es un viejo retirado y eventual Santa Claus, el otro un profesor de historia que acaba de gastarse el sueldo completo en saldar sus deudas de bebida. Juntos recordarán el día en que tomaron por asalto el Ayuntamiento a los grios de “Abajo Ceaucescu”. Pero los telespectadores que llaman por teléfono cuestionan las reclamaciones de los héroes, que bien podrían haber estado emborrachándose en el bar local o haciendo preparativos navideños en lugar de rebelarse en las calles.

Leer más…