Nuestro viaje a Marueccos

Os voy a contar un poco como fue nuestro viaje a Marueccos. Todo empezo cuando tres amigos estudiantes y yo decidimos ir a algun sitio económico a pasar una temporada. Despues de mucho pensar decidimos hacer nuestro viaje a Marueccos.
Este viaje a Marruecos ha supuesto un salto, un cambio en la trayectoria viajera que llevaba acumulada. Además de ser mi primera vez en África y traspasar la primera frontera no occidental en todos los viajes realizados, ha sido la primera vez en que el mayor atractivo del viaje (Plaza Djemaa el Fna y dunas de Erg Chebbi aparte), al menos para mí, han sido sin duda las gentes, las costumbres y la cultura del lugar. Desde aquí agradecer a todos los que en los diversos Riads, restaurantes o calles visitadas, nos han mostrado una simpatía y hospitalidad extremas.Nuestra aventura ha durado unos inolvidables días.Viajamos en avión con Easyjet, y llegamos a Marrakech como a las ocho y media de la tarde-noche. Lo primero que teníamos que coger era un taxi que nos llevara al RIAD. Para eso seguimos los consejos de un foro y conseguimos que no nos cobrasen más de lo debido. Casi todos los riad que nos aconsejaban en el foro estaban ocupados para esos días y al final mirando en Internet contratamos el riad www.riad-marrakech-choumissa.com,Está situado Situado en la medina (a 5 min. de la plaza) y muy acogedor con habitaciones amplias y ambiente típico marroquí.
el dia seguiente Nos levantamos tempranito para poder aprovechar lo máximo el día y visitar todo los monumentos posibles. Dejamos la parte de los zocos para visitarla el último día y hacer todas las compras para no cargar con ellas el resto del viaje. Empezamos la ruta por la Koutoubia. Luego seguimos el plan de la guía Loney planet. Pasamos a ver el museo de Marrakech aunque solo vimos el edificio por fuera y después a la Medersa de Ben Youssef. Por recomendación de lo que habíamos leído en el foro pasamos a tomar unas cervezas al café Árabe, que nos gustó bastante lo de la terraza. Después visitamos el palacio de Badi, el barrio judío El Mellah y el palacio de Bahia. También estuvimos paseando por los jardines de la Menara. Todos estos monumentos los vimos por encima sin pararnos a ver demasiados detalles. Al atardecer nos fuimos a tomar un fantástico zumo de naranja a un precio de risa comparado con lo que valen aquí en la plaza más" loca de marruecos" la de Djemaa el fnac para ver la puesta de sol detrás de la Koutoubia. Es todo un espectáculo a lo que hay que sumar los encantadores de serpientes, cuenta cuentos, predicadores, tatuadoras de henna… Marrakech es una ciudad caótica pero engancha,Volvimos al riad para cambiarnos y por la noche quedamos con el guía Lahcen www.moroccosahara4x4.com con el que contactamos a través del foro, para hablar del viaje que empezábamos al día siguiente. Cenamos en un restaurante de lujoso y romántico. Cuando terminamos estábamos tan cansadas que volvimos en taxi. Lo de los gran taxi también son toda una experiencia, porqué por lo menos los que nosotras cogimos daba la sensación de que no llevaban ni luces, pero llegamos bien al riad que es lo importante.
En cuanto al transporte de todo el resto del viaje nuestra primera opción cuando llegamos a Marrakech como fuimos cuatro personas era alquilar un coche y hacer todo el viaje por nuestra cuenta. Pero por un lado los precios de los coches de alquiler nos parecían exagerados, por otro no nos fiábamos mucho de nuestro sentido de la orientación, y además desconfiábamos un poco del estado de las carreteras. En este aspecto nos llevamos una sorpresa porqué quitando que había muchos controles policiales en todos los sitios no nos parecieron que estuvieran tan mal.
En cualquier caso no hay nada mejor que contratar un guía con un buen 4x4 que es como poner el piloto automático y te olvidas de problemas. Además el que contratamos es un bereber muy simpático que habla muy bien english y que tiene un coche bastante nuevo y muy confortable.
De MARRAKECH a OUAZARZATE. El camino a Ouarzazate lo hicimos bastante lento porque hay que atravesar el atlas para llegar hasta allí. Además hicimos muchas paradas para tomar fotos, porqué en esta ruta los paisajes si que son espectaculares y merece la pena no hacerlo con prisa (porque la prisa mata) y disfrutarlo. Cuando terminas la parte de las curvas del atlas los paisajes son también muy espectaculares, se suceden uno a otro sin parecerse entre sí, el contraste llama mucho la atención. Además atravesamos un montón de pueblos largos. Antes de llegar a Ouarzazate nuestra siguiente parada más reseñable fue a Telouit , un pueblo auténtico y una casbah que data de fines del siglo 18 .
Después de dejar Telouet nos dirigimos a Ouarzazate crusando pueblos bereberes . Lo primero que hicimos allí fue parar en un supermercado para provisionarnos de cervezas, coca-colas y pan para comernos un bocadillo del kilo de jamón que nos llevamos desde aquí por si acaso pasábamos hambre… Dormimos en un hotel que Lahcen se encargó de reservar en media pensión.Hotel OUARZAZATE Ibis Moussafir Ouarzazate: hotel reservation in OUARZAZATE Un sitio muy bonito y cómodo en el que se cenaba bastante bien, el tajine de carne picada y las brochetas de pavo estaban muy buenas. Por la noche un poquito de fiesta otra vez con las cervezas y las copas, y a dormir que al día siguiente nos esperaba el desierto.
OUARZAZATE desierto de ERG CHEBBI.
Empezamos el día no demasiado temprano esta vez, más bien tarde, porque habíamos pasado la noche de fiesta otra vez y ya el cansancio se iba acumulando. No queríamos llegar demasiado agotados al desierto de Merzouga (Erg chebbi) por eso no madrugamos. Antes de ir a Marruecos toda la gente que conocemos y que han viajado allí nos recomendó que guardásemos días para ir al desierto. Decían que las montañas de atlas y los valles están muy bien pero que hay cosas parecidas en Europa. No estamos de acuerdo porqué los paisajes son muy distintos a los que nosotras hemos visto. Lo que no tenemos nada ni parecido es el desierto, en eso si estamos de acuerdo
En el camino paramos a ver el lago de Ouarzazate y luego atravesaremos el valle de palmerales de Skoura, luego seguimos recorrido por el camino de las Mil Kasbahs, atravesaremos el valle de ROSAS y varios pueblos
bereberes hasta llegar a las famosas Gargantas del Todra, aquí almorzamos y descanso. Consiste en conjunto montañas escarpadas de unos 300 metros de pared de alto, y con un río estrecho de aguas cristalinas que las atraviesa, una vista natural muy bella. Abundan los guiris como nosotros en general, y los aficionados a la escalada en particular porqué debido a la adherencia de la roca es fácil trepar por ellas. Nos hubiese gustado también visitar las gargantas del Dades pero el tiempo se nos echó encima.
Se nos hizo de noche y de camino al desierto nos desviamos para parar a tomar las cervezas que habíamos comprado en Ouarzazate y hacer una “foto guiri” con la luna llena y el desierto de fondo. Llegamos al albergue que está pegado al desierto. El albergue como todos los alojamientos a los que nos ha llevado Lahcen nos pareció una maravilla, con sus habitaciones individuales, ducha individual, todo muy limpio, piscina, aire acondicionado;Home page: Auberge Kasbat hotel Mohayut: bivouac, excursion, dunes de merzouga, Erg chebbi, 4x4, Oasis, dromadaires,desert, sahara, dunes d’or
Además, los dueños son familia de nuestro guia, y en la cena y el desayuno pudimos comprobar que la simpatía y la alegría la llevan todos en los genes. Después de cenar nos ofrecieron un pequeño recital de percusión con djembes para alegrar el ánimo, y después fuimos con el todoterreno a visitar las jaimas para conocerlas antes de dormir en ellas la noche siguiente. Un poco de risas y de empujones por la arena y a dormir que al día siguiente tocaba paseo en camello entre otras cosas
DESIERTO – AIT BENHADDOU pasando por el VALLE DEL DRAA. Nos levantamos muy temprano para ver el amanecer y ver salir el sol, el contraste de colores y las sensaciones no se pueden explicar con palabras. Lo suyo es ir a verlo. La vuelta en dromedario hasta el albergue está vez se hizo menos dura, y como íbamos un poco dormidos el ambiente era más bien relajado. Echamos mil “foto guiri” pero las cámaras no pueden captar todo lo fascinante del desierto. Cuando llegamos nos dimos una ducha en el albergue, recogimos las cosas y nos despedimos de la familia de Lahcen para empezar la ruta de vuelta a Marrakech.
A la vuelta pasamos por el valle del Draa. Lahcen se tiró el rollo y se metió por unas pistas para que pudiésemos ver sitios un poco menos conocidos y menos explotados por el turismo. Lo frondoso de los palmerales en torno al valle unido a los campos de cultivo, kasbash y la arquitectura de las casas de adobe hacen del paisaje en un entorno muy bello y original, aconsejable de visitar. Así llegamos a Ait Benhaddou situada a 30 km de la ciudad de Ouarzazate, hay que salirse unos kilómetros de la carretera para ir por pistas. La Casbah es algo así como si fuera un castillo de arena que como por arte de magia aparece en un campo de almendros… Es un poco agobiante pasear por allí porqué se ofrecen muchos niños como guías y es casi imposible negarte, pero como está también conservada y es tan bella no se puede pasar de largo, hay que verla. Además han rodado muchas películas allí, la última creo que ha sido Jesús de Nazarezt de Mel Gibson. Pasámos una noche muy divertida jugando al mentiroso y acabando con las existencias de alcohol que nos quedaban.
Dia 8: vuelta a MARRAKECH. Visitamos la kasbah de Ait Benhaddo a primera hora. De vuelta a Marrakech

Respuesta: nuestro viaje a Marueccos

k bn !sucks!